Aprende a comer junto a tus hijos con “Picky, pero sano”, novedad de Editorial Porrúa

  • Desde el vientre de la madre, el niño adquiere los hábitos alimenticios a través del líquido amniótico.

¿Sabías que el comportamiento de los niños al ingerir sus alimentos es influido por el contexto social? “Picky, pero sano”, libro recién publicado por Editorial Porrúa, expone por qué existen niños picky (quisquillosos) para comer y cómo influyen los padres en los malos hábitos alimenticios.

Según Karla Sáenz, autora de esta novedad editorial, afirma que existen diversos estudios biológicos que hablan sobre la influencia que tiene el líquido amniótico; ya que a través de éste, el feto conoce los sabores de los alimentos que la madre consume. Este proceso continúa durante la lactancia, por esta razón los niños aceptan con mayor facilidad los alimentos a los que estuvieron mayormente expuestos.

Su autora Karla Sáenz habló para ElCaleidoscopio.com.mx  sobre su primera obra editada en Editorial  Porrua. Recuerda que su primogénita, era una niña a la que comer no le encantaba, “es  fácil dar recomendaciones, pero llevarlas a la práctica es otra cosa.  En otros libros  no hay herramientas que ayuden verdaderamente a que los niños cambien hábitos para aumentar su ingesta de  alimento. De Ahí llegó la idea de hacer  un libro que fuera fácil de entender para las mamás y que tuviera esas herramientas para que la comida también fuera un momento agradable”.

Es un libro que está escrito con un lenguaje muy sencillo, pero  con los suficientes datos para saber qué es lo que debe comer un menor. Además de identificar un niño Picki  (quisquilloso) y su temperamento, ya que de él dependen las herramientas para poder actuar a la hora de darles su ingesta alimenticia. “Picki pero sano”  ayuda a distinguir qué tipo de padres se es  permisivos o controladores.

El libro se diseñó para explicar cómo debe ser una alimentación balanceada  y cómo es  que los padres tienen el control de la calidad de los alimentos que el niño consume. Mientras  que los hijos son los responsables de escoger la cantidad.

Karla Sáenz, explicó que en el texto además se explica la regulación-compensación, que es una especie de sistema con la que nacemos,  “los niños pueden desayunar poco y cenar muchísimo. Los padres debemos ver panoramas de lo que  los hijos degustan al paso de siete días”. El libro contiene pequeñas recomendaciones para los tutores no se estrechen. Se explican algunos mitos y realidades como el consumo de azúcar, alimentos orgánicos, las alergias, las intolerancias y las porciones. En el libro encontrarán algunas recetas.

“Picky pero sano” está dividido por capítulos, el texto es muy visual. Se acompaña de mucho colorido. La información está respaldada en artículos científicos recientes y por maestros de nutrición. Además cuenta con una bibliografía muy  rica por si el lector quiere introducirse más en el tema.

Son 141  páginas de herramientas para los padres, que ayudan a fomenta hábitos saludables; cómo mejorar el ambiente familiar a la hora de comer; consejos para aprender a leer etiquetas y a identificar herramientas adecuadas para hacer que la hora de la comida sea una reunión agradable. Además, hábiles consejos para que la despensa sea balanceada y divertida según las necesidades de los hijos.

Acerca de Karla Sáenz Fernández

Karla Sáenz

Egresada de la Universidad Autónoma de Querétaro, obtuvo el grado de maestría en Nutrición Humana con una tesis enfocada en la obesidad y factores de riesgo metabólico en niños. Es nutrióloga en el “Hospital Médica TEC 100” de Querétaro. Madre de tres hijos, reunió sus conocimientos profesionales y familiares para incursionar con esta obra de divulgación nutrimental.

https://www.facebook.com/pickyperosano/

Podría también gustarte...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: