Ahora, Destacados, Letra y palabra, Miradas extranjeras

DE LA PROTESTA A LA PROPUESTA, 50 AÑOS IMAGINANDO Y CONSTRUYENDO EL FUTURO.

El libro del profesor e investigador David Barkin Rappaport “De la protesta a la propuesta” es un compendio de 29 artículos escritos en 580 páginas y que según el autor  lo realmente valioso del documento  es que los apartados son  la protesta, mas  la lección de los mismos son las  propuestas.

Científico David Barkin (fotografía, Luna Monroy)

La librería EDUCAL de la Secretaría de Cultura Federal  en Morelia presentó en la Biblioteca Bosch Vargaslugo  del Centro Cultural Clavijero el libro más reciente del Premio Nacional de Economía Política (1979), David Barkin. La obra fue comentada por  la doctora Josefina M. Cendejas Guízar y el profesor Guillermo Vargas, en una atmósfera fraterna llena de experiencias que enriquecieron la tarde del 27 de junio del presente año.

David Barkin y Josefina M. Cendejas Guízar


El programa   inició con la participación de la doctora  en Planeación y Desarrollo por la Universidad de Liverpool, Josefina María Cendejas Guízar, quien compartió sus impresiones  sobre  la lectura de la obra editada bajo el sello de la editorial Siglo XXI. Reseñó que el  libro es una  condensación de la trayectoria académica del autor desde le  ámbito de la reflexión y la acción.

Al leer la mayoría de los capítulos del libro, Cendejas Guízar, considera que podría constituir un curso completo  de un año sobre los problemas sociales y económicos de México porque David Barkin propone una línea de tiempo de lo que ha sido México Moderno, del cómo se ha construido, de dónde surgen sus contradicciones  y ver cómo los  conceptos abstractos de los que se hablan en el aula , con los estudiantes sobre estructuras económicas y políticas, al revisar  las historias y reflexiones que presenta “De la Protesta a la Propuesta”, tienen nombre y apellido.

El autor, dijo la también académica  e investigadora de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo (UMSNH), muestra las resistencias y a las personas que tiene en sus manos las transformaciones. En su obra David Barkin  muestran las luchas y conocimientos  que se encuentran desde abajo, desde los campesinos en la época pos cardenista hasta estos movimientos por la defensa del territorio  que  han construido de suyo un corpus de conocimiento empírico y práctico. Explicó que el autor   ha logrado un tejido de saberes que presenta de una manera  generosa que permite ver como pueblo y sociedad  en un espejo fragmentado y que devuelve  la diversidad y las contradicciones. El libro no tiene que ver con ideologías o propuestas fáciles que sean rápidamente aceptadas, sino con una reflexión difícil y honesta.

“Como mexicana me resulta aleccionador el libro, me permite entender  por qué muchos de los grandes proyectos que intentaban  transformar este país como el proyecto cardenista  fracasaron o se colapsaron antes de tiempo.  Esta honestidad  del autor trata de buscar qué quedo  de enseñanza y cómo se beneficiaron las personas con los diferentes movimientos de lucha, que tienen mucha pertinencia. Lejos de ser un texto de una persona desencantada de lo que sucede, es una obra en la que se reflejan líneas tenues y bien expresadas  de esperanza. No todo está perdido hay una huella y un aprendizaje”.

El libro también narra como David, fue pionero en vincular  la reflexión y la crítica económica con el tema del medio ambiente y con el estudio del desastre ambiental multifacético que ahora se vive. Es difícil hacer esa relación  entre la economía capitalista depredadora  y los resultados  desastrosos para toda la  humanidad en términos de  la destrucción de las condiciones de la vida.

El valor epistemológico del trabajo va más allá de dar cuenta  de cuáles fueron los  suceso, sino el cómo se dieron estos saberes que  son los  que han marcado la pauta de hacía donde  debe trabajarse la transformación. El titulo le hace justicia  a la gestación de  saberes y praxis marxista    que involucra prácticas en términos de interpretación y conocimiento. Es una compilación jugosa que sirve para reflexionar con estudiantes y movimientos sociales que luchan por transformar la economía y las políticas públicas.  Finalizaría la titular de la Secretaría de Fomento Económico de Morelia al exhortar  al auditorio a leer el libro puesto que haría muy bien a quienes están tomando el rumbo de la Nación.  

David Barkin

Por su parte el maestro Guillermo Vargas Uribe, comento que David  Barkin tiene  un espíritu crítico. Es un científico comprometido con la sociedad de los de abajo, campesina, indígena y donde el desarrollo dominante no cabe. Sale del paradigma de la economía neoclásica y se abre con los antropólogos, sociólogos y otras disciplinas que le permiten en su etapa de investigador tener una visión interdisciplinariedad. No utiliza modelos complejos de la economía clásica. Le gusta que la gente entienda lo que quiera decir.

Barkin tiene la capacidad de describir desde el punto de vista teórico, metodológico y  empírico. En todos sus capítulos viaja de la macroeconomía, hasta estudios  de caso. Él escribe su episteme y hay una continuidad en su trabajo a lo largo de más de 52 años. Vargas Uribe añadió que son textos que pueden utilizarse a nivel posgrado y en licenciatura, La vasta producción de David  Barkin, no se contiene en un libro de las dimensiones “De la Protesta a la Propuesta”  en el que se exploran cerca de  30 páginas de bibliografía a las que uno puede remitirse.

El título “De la Protesta a la Propuesta” no es algo lineal, el  autor no inicia protestando y termina proponiendo. Asi lo explicó el Maestro en Historia Económica por la Universidad Autónoma de Barcelona, Guillermo Vargas.  

“Hay un espíritu crítico. David tiene una línea de escuchar, aprender y proponer desde la interacción con  un método dialéctico entre campesinos y él, científico, economista, antropólogo e historiador que le da peso a su obra. Es un trabajo que  da cuenta de la multiplicidad de fenómenos que analiza desde la crítica, protesta y propuesta”.

Barkin, Cendejas y Vargas.

De acuerdo con Guillermo Vargas hay muchas ramas que trabaja, David,  en su obra como el tema del agua, de la forestal, del empoderamiento de las mujeres, etc., es una cantidad de temas que no  toca de manera aislada y que vincula en una realidad muy compleja. Si alguien aplica la teoría de la complejidad y la asume en Barkin.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: