Ciencias penales: desafíos contemporáneos

Por Ricardo Rodríguez Luna

 

El sistema de justicia penal tiene una naturaleza punitiva, por este motivo, puede comprometer seriamente la libertad o el patrimonio de las personas, de igual forma, sus actividades tienen que ver cotidianamente con la pérdida de vidas o con graves lesiones físicas o psíquicas infringidas al individuo. Son variados los actores que intervienen en este marco de actuación del sistema penal, las actividades que desarrollan son múltiples y pueden actuar en representación del Estado o porque alguien se ve sujeto a un proceso y debe responder de una serie de cargos, o bien, porque son víctima de una conducta delictiva o testigos de ésta.

Analizar los vínculos entre sistema justicia, actores y ámbitos penales en la sociedad mexicana constituye uno de los objetivos de este libro, otro, es reflejar, al menos en parte, la amplitud de aspectos con los que actualmente se vincula e incide el sistema penal. De esta manera, se abordan temas como el sistema acusatorio, la migración, la cárcel, la seguridad humana, el lavado de activos, la ley nacional de ejecución penal, la estadística criminal, el outsourcing o el escrache. Este abanico de tópicos, que giran en torno a la dogmática penal y la sociología jurídica, constituyen un reflejo de profundas transformaciones en el sistema de justicia en México, tal como lo muestran diversas reformas constitucionales acontecidas en los últimos años.

De esta forma, Marcela Verónica Chávez Hernández, da cuenta de la presencia de postulados del llamado derecho penal del enemigo en la legislación mexicana; por su parte, José Manuel López Libreros y Roxana Abigail Montejano Villaseñor dan paso a una perspectiva social del derecho y muestran algunos aspectos derivados de la convivencia madre-hijo menor de edad en un contexto de prisión. Gerardo Gabriel Martínez Fernández estudia el tema de lavado de activos en México, fenómeno que se ha pretendido combatir y prevenir a través del uso de un sistema de inteligencia financiera basado en estándares internacionales.

Susana Martínez Nava presenta la noción de seguridad humana a partir de la consideración progresiva de los derechos económicos sociales y culturales, éstos se asumen como una obligación del Estado que consiste en proveer de ciertos bienes o servicios a los gobernados para garantizar derechos colectivos como el acceso al agua, a la educación, a la seguridad social, etc. José Jafet Noriega Zamudio, en el marco de las actuales relaciones globales, reflexiona en torno a la acepción tradicional de la soberanía y la vincula a problemáticas derivadas de los procesos migratorios, los derechos humanos y el derecho penal. Eduardo Pérez Alonso, por su parte, presenta una relación de trilogía entre las responsabilidades laborales, fiscales y penales que puede ocasionar la subcontratación laboral, también conocida como outsourcing, en México.

Por mi parte, analizo las estadísticas de victimización de las violencias sexuales en el Estado de Guanajuato, de manera particular, me centro en el caso del Censo Nacional de Impartición de Justicia Estatal. Laura Nallely Sandoval Mújica muestra diversas reflexiones en relación a su ámbito de aplicación y el sistema de excepción en relación al delito de delincuencia organizada.

El libro finaliza con el texto de Iris Rocío Santillán Ramírez, quien también aborda el tema de la violencia sexual, aunque enfocada al caso del escrache en las Instituciones de Educación Superior.

 

Editorial: Universidad de Guanajuato / Silla vacía

Año: 2020

Colección: Estudios sociales

Formato: Ebook

Páginas: 260

Ancho: 16 cm

Alto: 23 cm

ISBN:  978-607-98630-9-8

Descarga gratuita: https://bit.ly/3rCBbLk