“EL LIBRO NO VA A DESAPARECER”

Claudia Raya y Artemio Rodríguez en la presentación del CD Librescos en Pátzcuaro Mich.

APASIONADA POR LOS LIBROS, CLAUDIA RAYA, DEDICA SU VIDA A LA HISTORIA DEL LIBRO Y EL GRABADO PARA PROYECTOS DE DIVULGACIÓN

Claudia Raya y Artemio Rodríguez en la presentación del CD Librescos en Pátzcuaro Mich.

Amante de la cultura impresa y el libro, apasionada de la investigación y seducida por el grabado y la gráfica antigua, Claudia Raya es una estudiosa de la historia del libro, la imprenta y la cultura editorial. Su pasión por los libros la ha llevado a los fondos antiguos y los acervos gráficos donde realizó proyectos de investigación que han producido frutos como Marcas de impresores y editores del siglo XVI. Muestrario tipográfico (PROART 2007), Estampas de la Revolución mexicana (SECUM 2010) con grabados de Artemio Rodríguez y textos de la autora, más tarde publica Imágenes de la tradición y la modernidad. Grabados tipográficos de las placas originales de la imprenta La Purísima Coronada (FOEM 2013).  Además que grabadores michoacanos le han conferido la labor de recopilar sus obras en catálogos comentados que registran la historia de su labor en el tiempo como Siempre primavera XV años de gráfica (SECUM 2012) de Cristóbal Tavera.

 

  1. ¿Qué crees que pase con esta propuesta de que el libro desaparezca, hasta por una cuestión ecológica, o qué siga existiendo en una idea más romántica?

No creo que el libro impreso vaya a desaparecer, al menos no como objeto de culto, es cierto que el libro rollo en papiro fue sustituido por el códex y éste a su vez por el libro tipográfico de Gutenberg, pero aún estamos en esa era del libro moderno, no solo con su formato de cuadernillos unidos, sino aún con su misma o casi idéntica anatomía interna, aún en sus versiones contemporáneas impresas en offset este libro que tenemos es el heredero inmediato de la prensa maguntina de Gutenberg, te sorprenderá saber que no ha variado mucho, y sabemos que se siguen haciendo libros a la manera tradicional, de hecho hay un “boom” en las prácticas tipográficas y la confección manual del libro, así que le queda aún mucho camino por recorrer y seguir transformándose: el libro físico es una experiencia estética “romántica” como dices, humana e intelectual que no tiene parangón.

  1. ¿Ahora que existe tanto profesional de la imagen digital, crees que el grabado tenga vigencia?

El grabado como toda manifestación artística no pierde su vigencia, eso es obvio, ahora hay una gran tendencia en el grabado, en cada ciudad, en cada estado, en cada provincia en cada país hay más que nunca una gran difusión de este arte, si vas a Oaxaca por ejemplo, levantas una piedra y encontrarás un grabador que además produce imágenes tradicionales propias del grabado, no significa que esto esté mal, sino que hay mucha oferta y diferentes calidades en las obras; otros como el michoacano Cristóbal Tavera, puede sorprendernos con su arte contemporáneo a través de sus temas y las diferentes técnicas que conoce, realiza y domina, su trabajo es sumamente interesante y trascendente. Artemio Rodríguez por otro lado, difunde además del grabado popular que ya conocemos, también la plástica antigua a través del grabado con su técnica particular, recientemente inauguró en el Centro Cultural Jesuita su “Jardín de las delicias” un grabado monumental de la famosa pintura del Bosco, así que no, el grabado nunca perderá vigencia, ni la tipografía tampoco, aunque ahora todos vayan a imprimir sus tarjetas e invitaciones a “Hiperlumen” y Office Depot.

Foto Sam Herrera Jr.
  1. Tu más reciente material de divulgación sobre la historia y la cultura del libro se llama La aventura del libro en relatos audiofónicos para un público joven, ¿cuéntanos de qué trata?

Es el primer producto que no es un libro, es un CD con relatos audiofónicos, guiones que escribí pensando en el relato sonoro, en la tradición oral y para el medio radiofónico y de podcast, incluso para invidentes y personas de vista cansada que han disfrutado mucho del CD; también va acompañado de un cuadernillo, donde se muestra la historia del libro en imágenes con las ilustraciones de Joel Astreo González. Aunque su vocación original era hacer accesible a un público joven no especializado la historia del libro a grandes pasos, es un material que tuvo sorpresivos resultados en públicos adultos y con maestros. Aunque todos los relatos los escribí yo, me acompañan en los capítulos las voces de Yazmín David con el libro antiguo, Erick Alba con el libro medieval, yo narro el libro moderno tipográfico de Gutenberg y finalmente Raúl Eduardo González realiza un resumen de la totalidad en el epílogo. Este material es una producción personal apoyada por El Colegio de Michoacán y producto de las becas del PECDAM. Y hablando de cultura oral, recientemente difundo la cultura del libro y la literatura en mi programa Rosetta que se trasmite por Radio Nicolaita todos los jueves a las cuatro de la tarde, en el cuál me acompaña mi colega y amigo Jaime Garba, el escritor zamorano; y viene otro proyecto en puerta para la difusión de la historia del libro para niños, que te doy la primicia sin develarlo aún y está relacionado al arte escénico!