“El licenciado” una radiografía de la corrupción y shows mediáticos de García Luna

Por Cristian Ruiz

 

Morelia, Michoacán, a 30 de septiembre, de 2020.-  El nombre de Genaro García Luna ha resonado en medios nacionales e internacionales durante las últimas semanas por el proceso legal que enfrenta en Estados Unidos, por sus nexos con redes criminales tanto en México como en la Unión Americana, mientras fue el secretario de seguridad durante el periodo del presidente Felipe Calderón Hinojosa.

Redes de corrupción, espionaje, extorsión y orquestar arrestos y acusaciones falsas son parte de las cosas que han salido a la luz pública del también apodado como “El Licenciado” y que podría hacer que más exfuncionarios, incluso Felipe Calderón sean investigados por posibles nexos con el crimen organizado del 2006 a 2012, que dejó más de 100 mil personas muertas, según cifras oficiales del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

En este contexto, el periodista J. Jesús Lemus Barajas, autor de libros como “Los Malditos”, “Tierra sin Dios” y “El agua o la vida” lanza ahora bajo la editorial Harper Collins su libro “El licenciado”, donde aborda abiertamente parte del historial criminal de García Luna.

Todo ello a través de documentos e investigaciones que realizó durante años para poder presentar una radiografía de como este exfuncionario decía combatir el crimen organizado, pero por otro lado estaba coludido con algunos carteles del norte del país.

Un punto interesante que Lemus aborda durante el libro y cómo usó a los medios de comunicación para exponer casos que hasta hoy siguen en la mira pública, ya sea por las fuertes sospechas de que fueron orquestados y por otro lado porque personas inocentes perdieron su libertad y fueron expuestos al linchamiento público.

Estos son los casos del arresto de la francesa Florence Cassez, el cual fue transmitido en vivo durante el noticiero matutino que conducía Carlos Loret de Mola, “El Michoacanazo”, donde presidentes municipales y funcionarios del gobierno del estado de Michoacán del periodo de Leonel Godoy Rangel.

La “Operación limpieza” e incluso el montaje de la presunta muerte de un capo del narcotráfico son otros de los hechos que García Luna se empeñó en difundir a través de los medios de comunicación en momentos donde habían fuertes críticas hacía la estrategia que tenía el gobierno federal para atacar el narcotráfico.

Leer “El Licenciado” traerá a lector sentimientos encontrados, primero por conocer cómo es que Genaro García Luna fue escalando en poder gracias a la corrupción y tráfico de influencias y después como prácticamente utilizó a los medios para simular detenciones y actos que hoy en día están en investigación por haber sido montajes.

En conclusión, “El licenciado” es un libro que vale la pena leer, sobre todo si alguien desea saber uno de los tantos claroscuros que tuvo la administración federal de Felipe Calderón Hinojosa y el origen de una guerra que parece aún no tiene fin.