ESCULTOR DE LA INVESTIGACIÓN Y EL PENSAMIENTO FILOSÓFICO

  • CON CASI 45 AÑOS DE LABOR DOCENTE ROBERTO BRISEÑO FIGUERAS ES CATEDRÁTICO EN LA FACULTAD DE FILOSODÍA  Y DEL DIPLOMADO DE ESTÉTICA DEL ARTE.

 

Reconocido y aplaudido por sus muchas interpretaciones como actor, famoso por sus direcciones escénicas y muy querido y respetado por sus alumnos de la Facultad Popular de Bellas Artes (FPBA) y la Facultad de Filosofía Samuel Ramos,  ambas pertenecientes a la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo(UMSNH) Roberto Briseño Figueras, es un personaje en el mundo del arte michoacano que se admira y del cuál diario se aprende. Accedió a platicar  hace algunos ayeres con una servidora y contarnos sobre el Diplomado de Estética y Arte que ha impartido por más de una década.

 

Desde muy pequeño estuvo relacionado con la literatura, su abuelo trabajó para la compañía de cine Diana Films, eso le permitió escuchar anécdotas de vidas de artistas de los años 50. “Recuerdo haber tenido un abuelo que era muy juguetón, hacíamos imitaciones, leíamos mucho; él pintaba y yo pasaba horas en su estudio”. Sus padres también tenían una cantidad razonable de literatura. El Teatro le gustó desde siempre, igual que el cine y finalmente en la preparatoria después de hacer algo de teatro decidió que iba a estudiar esa disciplina, pero estando formado en la línea para hacer el examen en la Escuela de Arte Dramático de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) resolvió cambiarse a la fila de filosofía, hizo el examen y así inició su vida amante de la sabiduría. En 1976 comenzó a cubrir un interinato de un semestre en la facultad de Filosofía Samuel Ramos de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo (UMSNH) y ahora está por cumplir 45 años de ser profesor de esta institución.

“Una de las cosas a las que he dedicado mucho tiempo es a la investigación, que me ha posibilitado mantener vivo, durante varios años, un diplomado al que yo he titulado Estética y Lenguaje de las Artes y que es un diplomado que se ha dedicado a reflexionar acerca del arte en México desde diferentes ámbitos y en distintas áreas, por ejemplo: hemos visto problemas relacionados con la teoría y la creación, la divulgación del arte. Ha habido la  fortuna de contar con literatos, dramaturgos, cineastas, pintores, bailarines, parte del cuerpo de profesores de la facultad y de algunas otras escuelas que nos han acompañado, Este diplomado hace aproximadamente 29 años fue iniciado por el catedrático Mario Teodoro Ramírez, después de un tiempo yo me hice cargo. La búsqueda fundamental es hacer una reflexión sobre la estética de nuestro tiempo a la luz de las manifestaciones contemporáneas, pero también a la luz de los orígenes propios de la disciplina desde el momento de estudiar la sensibilidad con las obras que son producto de una relación sensible con el mundo, desde ahí existe una reflexión muy interesante a lo largo de los años. Uno de los propósitos que tenemos es acercarnos a la sociedad en general porque de una u otra forma el arte nos acaricia o nos golpea”.

 

. – ¿Cuál es la relación de arte y pragmatismo en la estética? Es un tema que no se puede soslayar, evidentemente en nuestro tiempo el mercado del arte es uno de los más importantes. Particularmente podríamos destacar el de las artes plásticas. El arte desde el momento en que se comercializa es un eje que tenemos que tocar, es muy impresionante lo que los mercaderes del arte hacen con la obra, en muchos casos determinan la moda o la orientación estética, orientan el trabajo hacia una línea de una persona negando la posibilidad de otros por algún compromiso que puedan tener con alguna vertiente.

 

¿Qué líneas de investigación se han estudiado en el Diplomado de Estética del Arte? Hemos tocado, por ejemplo, el papel de la crítica, el rol de los periodistas en cultura de una manera distinta para quienes se han dedicado a la crónica o periodismo del arte que con su opinión pueden abrirle paso a un arista o cerrarlo. El quehacer especifico de los artistas, es decir, las características particulares que cada una de las artes tiene, cómo se generan, cuales son las fuentes de inspiración, cuáles son los modelos de trabajo, las técnicas o las formas estilísticas que siguen los creativos. Se ha tenido oportunidad de descubrir cosas muy interesantes como el trabajo del maestro Francisco Toledo en Oaxaca, José Revueltas como literato y ser político. Se han revisado algunos de los trabajos de jóvenes artistas que proponen alternativas novedosas a lo que es el arte que después molesta mucho, por ejemplo se estudiado: El carácter Abyecto del arte, El tratamiento de la muerte, y como puede ser uno de los temas más socorridos de los artistas. Analizamos en un momento la obra: El Hombre de Vidrio, que es una monstruosidad y pues estuvimos examinando cosas que en algún momento no eran consideradas como arte y de pronto nos aparecen como una manifestación completamente novedosa de lo que es el arte.

 

. – ¿Cómo se puede calificar la estética del arte en Morelia? No hay una sola estética, hay muchísimas manifestaciones artísticas por lo tanto diversas perspectivas en este rubro. No es que haya una línea de pronto todo puede verse determinado por la moda, aunque en Morelia la pintura, el teatro, la danza, el cine, pero sobre todo la música han encontrado un terreno sumamente rico. Aquí  es posible encontrar artistas y percepciones estéticas de distinta índole desde hace muchísimo tiempo, no en balde podemos decir que es una ciudad donde la cultura, a este nivel de manifestaciones artísticas es constante, siempre se está haciendo algo y la cercanía con las comunidades indígenas nos permite darnos cuenta de esa otra perspectiva de la cosmogonía que tenemos al ver las cosas en occidente y las que provienen desde los pueblos originarios y eso es algo que no en todas las ciudades se puede lograr y en Morelia sí. Morelia misma, podríamos decir, es una obra de arte, que orilla a reflexiones estéticas de distinto tipo: la arquitectura del centro histórico es particularmente obra de arte.

.- ¿Cuál es la importancia del arte como espacio de reflexión?

Tuve la oportunidad de trabajar una obra de teatro  que se llama “La Fe de los Cerdos” que se trata de narcotráfico, pero en este caso  se realiza guardando bolsas de droga en cuerpos de cerdos que se venden como carne en los mercados. Es una obra espeluznante que tiene que ver con la relación de un hermano y su hermana, la manera de vivir de estos personajes, o el esposo al que mantienen drogado y que parece que es la única posibilidad de salvación de la vida de quienes están ahí, inclusive de un bebe a quien utilizan igualmente para pasar la droga.

 

La violencia está en el arte, sin embargo cómo decían los griegos: “Si nosotros podemos poner un poco de distancia, reflexionar sobre la violencia a partir de lo que vemos en escena nos liberamos expiando nuestras culpas para no tenerlo que hacer en la vida real” Creo que esta distancia que nos da el arte, este efecto que nos separa y nos aleja del momento inmediato de la vida cotidiana nos permite entender que cuando en una manifestación artística vemos estos rasgos de violencia, consiente una reflexión a distancia como para tratar de reencontrarnos y de ubicarnos de otra manera en el mundo.