Fotografía Ramón Merino.

Cardiela Amezcua Luna, es pionera del DID en Morelia, que inicia su festejo en la capital michoacana en 1997

Hace más de dos décadas en la capital michoacana inició la conmemoración del Día Internacional de la Danza, gracias a la gestión de un grupo de artistas escénicos quienes dieron pasos agigantados para que se reconociera esta celebración, que tuvo su origen en 1982, a propósito de celebrar el natalicio de Jean-Georges Noverre (29 de abril, 1810. Francia), innovador y estudioso de este arte, maestro y creador del ballet moderno a la gestión de la UNECO.

Fotografía Ramón Merino

Era 1997, cuando Cardiela Amezcua Luna miembro activo del Consejo Internacional de la Danza de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), hizo la gestión ante las autoridades de aquel entonces, Alfredo Durán como jede de artes escénicas del Instituto Michoacano de Cultura (IMC) y el director de dicha institución, Jaime Hernández Díaz. Pero no se logró el acceso al Teatro Ocampo, entonces la Mtra. Rosalba Mier, quien fuese la Jefa de Cultura del IMSS apoyó esta labor para que el primer escenario fuera el teatro Stella Inda.

El Día Internacional de la Danza se había programado con personalidades como Cardiela Amezcua, Elí Solís, Jorge Cerecero, Adrián García, entre otros.

El programa abrió con la obra iniciática de la carrera como solista de la Mtra. Cardiela Amezcua, actual Secretaria de Cultura Municipal, titulada “Solos, como una semilla ardiente”, recuerdan los textos periodísticos una actuación memorable con música de Lisa Gerard, Amezcua Luna tenía cinco meses de embarazo y dedicó esta pieza a su hijo que crecía en su vientre.

Desde esa vez, para quien la vida es una danza, Cardiela Amezcua, a participado activamente en la gestión, producción o como bailarina en todas las celebraciones del DID, que primero fueran organizadas por los maestros y bailarines de danza contemporánea y después lo retomó el Instituto Michoacano de Cultura (IMC) y posteriormente la Secretaría de Cultura de Michoacán.

A partir de 1997. Cardiela, bailó como solista, eventualmente de 1999 al 2001 formó la última alineación de su compañía “Amnios”, creación coreográfica. “En la transición en que viví con mi familia durante una década a las orillas del lago de Pátzcuaro, presenté tanto en los DID como en los festivales y muestras de danza local”. Además, realizó obras completas con las que hizo giras nacionales e internacionales. “Fueron diez años muy creativos, en contacto con la naturaleza y otras opciones de entrenamiento,

Fotografía Ramón Merino

creación, producción y auto gestión, siempre en la opción preferencia por los espacios no convencionales, comunitarios y colaborativos”, características que resaltaron su trabajo y que el nombrarlo era ya un sinónimo de calidad.

Se sabe que como bailarina y gestora cultural, Cardiela Amezcua incluso, llegó a organizar la versión de la celebración de este día en Erongarícuaro y en Pátzcuaro. Cada año, preparaba una obra especial para esta fecha de alegría para el fomento y la promoción de la danza.

“Era maravillosamente extenuante, y muy satisfactorio. Era una gran fiesta”, recordó Amezcua Luna, con ese brillo que caracteriza su mirada. Por aquellos años de inicios de milenio la Plaza Morelos fue dedicada a la danza, era excepcional la participación y la capacidad de convocatoria para mantener la plaza, el foro la Bodega y el teatro Ocampo llenos.

Cuando fue Jefa del Departamento de Danza de la SECUM, (2012 al 2015), se realizaron intensas celebraciones en plazas y teatros de Morelia y de otros municipios. Se recuerdan un número muy representativo de todas las expresiones dancísticas que lo hacíamos posible durante dos días, 10 horas continuas por cada uno. La logística era muy detallada para dar a cada grupo y academia de danza la posibilidad de compartir el escenario. Se hacía una verdadera fiesta e intercambio, colaboración y convivencia entre el gremio de danza.

Fotografía, Ramón Merino

De Forma independiente y ante la carencia de convocatorias por parte de las instituciones de cultura de esas fechas. llega a organizar el Día Internacional de la Danza en el Bosque Cuauhtémoc y en Museo de Arte Contemporáneo Alfredo Zalce (MACAZ)

Retirada de los escenarios formales en el 2011, para dedicarse a la docencia en distintas niveles y áreas sociales, Eventualmente generó algunas obras con su personaje de danza, cuentos y titeres para niñas y niños “Pies de Trapo”. Así como una obra para su madre “Luzanta”. “Actualmente estoy en pausa de mi creación dancística. Y es eso, solo un breve silencio. Habrá un retorno”, compartió la actual titular de la política cultural municipal.

Ya como Secretaria de Cultura de Morelia, se celebró el DID del 2019, con una participación masiva de público y de grupos y academias de danza, en la plaza de San Agustín, también integrado con el Festival Infantil de Folklor Nacional. 29 y 30 de abril de 2019, (más de 5 horas diarias de danza, con las 500 sillas llenas y mucha gente de pie disfrutando la danza en la plaza).

fotografía Ramón Merino.

“Este año el DID 2020, es un desafío que nos invita a la reflexión y a la reinvención, porque la danza es presente de cuerpo, miradas y percepciones, la danza es a partir del espacio, el tiempo y el espectador. Lo que se ve alterado desde el confinamiento y la opción de la tecnología da un giro radical hacia otras formas de representación, explicó Cardiela Amezcua, al tiempo que invitó a los ciber espectadores a disfrutar de las actividades que SeCultura tiene programadas para el 29 de abril, a través de sus canales en web.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí